MAULLIDOS DE GIGANTE

 

Algo bueno saldrá de que le cante

a la planta que enferma y no germina,

y se sube a la valla y no termina

de maullar sus maullidos de gigante.

 

Y es su canto amarillo y es constante

y el dolor que lo dobla y lo ilumina

se parece a la voz de la ruina

que es pálida, humilde y susurrante.

 

Y cantando estará su concertina,

desafinado siempre y siempre amante,

cuando su corazón de serpentina

se cure de su fiebre galopante.

 

Y a la luz de otro canto haya mordido,

Hasta el hueso la fruta del olvido.

 

gallery/flecha atrás

ATRÁS

(02:19)

gallery/tomatazo

Música: Salva Marina y Curro García

Letra: Jacinto Pariente

Arreglos: Marina