ME ENCUENTRO EXTRAORDINARIO

El batería original del grupo se llamaba Jeimi y es por todos conocido que el origen de ese nombre es consecuencia de su naturaleza eslava. Lo conocimos al poco tiempo de llegar a Málaga y empezamos a ensayar con él cuando apenas llevaba un par de meses aquí, así que desconocíamos partes de su “idiosincrasia”, por llamarlo así.

 

Un día, antes de coger el coche para ir al ensayo, insistió en llevar él el coche y, como aún creíamos que se trataba de un ser humano normal, no vimos ningún inconveniente. Decía que era un experto conductor de Lada Niva y no había motivos para dudar de su palabra pronunciada con exquisito acento del este y la seguridad de quien ha estudiado Todología en la Universidad de la Vida. Al principio todo fue bien, pero al pasar cerca del mercado de Bailén, se distrajo con una hermosa galgo afgano que plantaba un pino en un alcorque de la plaza y confundió freno y acelerador (Más tarde supimos que se debía a que el único vehículo que había conducido era el tractor John Deere de su primo Dimitri) y acabamos empotrados en la fachada de una tienda. Esa tienda no era otra que… ¡¡¡¡El mismísimo Albert Einstein!!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

P.D: No era Albert Einstein, era una frutería:

gallery/flecha atrás

ATRÁS

gallery/car crash
gallery/logo_fruteriatoñi